:: INICIO        :: BIOGRAFÍA        :: ÁLBUM        :: CRÓNICAS, ARTÍCULOS Y ENTREVISTAS       
 
  :: Crónicas, artículos y entrevistas > Artículos Web  
 
05/08/2008  Desde El Ferrol, con amor
 
 
   
 

       Desde El Ferrol, antiguo Ferrol del Caudillo, que al hombre la Ley de la Memoria Histórica lo ha recluido en el Museo de la Armada con caballo y todo, o en el desguace de viejos buques oxidados, a saber, saboreo aún la Feria de Pontevedra. ¡Qué placer ver una feria, que hace veinte años se reducía a una corrida de toros, consolidada y lanzada hacia delante! Los dos últimos años de José Tomás ya ha sido la refinitiva, me comentaba Eduardo Lozano.
       Agarro esta mañana ABC y veo y leo que la siempre sagaz Rosario Pérez le ha seguido la pista a una noticia y ha conseguido la fotografía del torilero herido visitado el domingo por JT. Se la ha enviado la familia del herido agradecido, como ya había hecho con el 'Diario de Pontevedra'. José María Muñoz le ha dicho a Charo que ayer también le fue a visitar Sebastián Castella, a quien le han devuelto la licencia 007 (para matar).
       José Tomás ha sido el triunfador del fin de semana, aunque Enrique Ponce dejó la estela de su elegancia con el mejor lote de una corrida de Alcurrucén. Castella puntuó los dos días, el sábado, versión Le Coq de hace un par de temporadas, con más opciones por la estupenda corrida de El Torreón. Tres salidas a hombros para satisfacción del personal pontevedrés, que lo goza de verdad. El Cid ha estado algo atorado y mecánico en esta carrera que ha emprendido por ser el número uno del escalafón. Se lo decía el otro día a Santi Ellauri, después de pedirle disculpas por aquella frase vehemente que le casque en San Isidro de que era mal apoderado: me parece que dobletes como los de Burgos, Vitoria o Colmenar Viejo a finales de agosto, amén de otros, no le dan categoría al torero, al margen de la segunda lectura, el atoramiento de un hombre que siempre debe caminar más hacia el lado de la calidad que de la cantidad. Hablando se entiende la gente, y yo aquella vez tuve que argumentar el porqué de la crítica sobre la construcción de un discurso razonado y no sobre la estéril y ofensiva vehemencia.
       Desde el Ferrol, con amor. Por ejemplo.
       


 
 

Títulos relacionados:

 
      :: 05/10/2013  FERIA DE OTOÑO: EL CID SE ABANDONA AL TOREO Y A SU SUERTE  
      :: 26/08/2007  Histórica tarde de El Cid con los victorinos, de hombre, torero y lidiador  
      :: 03/05/2007  Las mejores crónicas de abril  
      :: 08/04/2009  Morante y El Cid, mano a mano en exclusiva en el suplemento 'XL' de ABC  
      :: 10/02/2008  Sobre Sevilla  
 
 
:: INICIO        :: BIOGRAFIA        :: DINASTÍA        :: ÁLBUM        :: CRÓNICAS, ARTÍCULOS Y ENTREVISTAS        :: Mapa del sitio    

©Copyright 2006. Todos los derechos reservados. Sitio propiedad de Vizabal, SL.
Info sobre cookies       


Site optimizado para Iexplorer 6.0 a 800x600 px.

Nexus Code, desarrollos y alojamiento